domingo, 22 de febrero de 2015

El Ulster en llamas


Antes de 1938 los Gobiernos de Irlanda y el Reino Unido habían participado en una larga guerra comercial que no era interesante para la economía de ninguno de estos países. Las negociaciones para resolver las cuestiones objeto del litigio tuvieron lugar a principios del año 1938, pero con el estallido dela VBCW estas negociaciones se habían paralizado especialmente por el poco interés mostrado por parte de Mosley, que estaba mas preocupado por mantener la integridad del país.
 

La principal exigencia del equipo irlandés tenia especial interés era el regreso de los Puertos.


Cansado de las negociaciones, De Valera, el 25 de abril ordeno el avance de sus tropas sobre el Ulster.  Varias columnas del mal armado ejército irlandés cruzan las fronteras del Ulster durante la mañana. 
De Valera espera que este avance por sorpresa sea un paseo triunfal de sus tropas, pero los primeros informes no son muy motivadores.  Las columnas son detenidas en duros enfrentamiento con  el ejército británico, la policía y ciertos milicianos, especialmente en las zonas de mayoría protestante, cuando no se detienen simplemente por la falta de organización.

Este ataque por sorpresa, causo un gran revuelo en la opinión pública de Irlanda, en el maltrecho ejército del país,  y de algunas potencias extranjeras como Alemania. Al día siguiente se producen protestas en Dublin y otras ciudades, por parte de un gran número de ciudadanos que no querían verse envueltos en una nueva guerra.

El día 26 O'Duffy hace un llamamiento a las armas a sus veteranos, abriendo puestos de reclutamiento para ir a luchar al norte. El día 28 una marcha de trabajadores oponiéndose a la guerra y pidiendo al paz, finaliza en una batalla campal en las calles de Cork entre trabajadores de izquierdas, camisas azules y la policía. El resultado final cinco muertos, decenas de heridos y varios edificios en llamas.
Presionados por las potencias fascistas, Mosley y De Valera, el 29 de abril firmaran finalmente  Anglo-Irish TradeAgreement, el gobierno británico devolverá los puertos de tratado (Queenstown (Cobh), Berehaven and Lough Swilly)).
Estableciendo una pequeña franja de seguridad en el interior del Ultser con el objeto de salvaguardar la seguridad de Irlanda.   En cumplimiento de este acuerdo, ese mismo día De Valera ordena a sus tropas tomar posiciones defensivas en suelo del Ulster, ocupándose solamente de la protección de las zonas católicas que habían ocupado.
Las defensas en Berehaven y en Lough Swilly serán entregados a la custodia de Irlanda antes de que finalice el mes.
Para la ceremonia de asunción de las fortificaciones del Gobierno de la República de Irlanda envió una serie de invitaciones, los invitados, entre ellos ministros, miembros del Dáil y el Senado, y los líderes del antiguo Ejército Republicano Irlandés . Un tren decorado trajo a los huéspedes desde Dublín a Cobh, y un vapor les lleva a Spike Island, donde cerca de 300 tropas irlandesas ya habían sido desplegadas al mando del Mayor Maher. Sólo una pequeña parte de las tropas británicas se mantuvo, y el capitán O'Halloran, que estaba a cargo, entregó las fortalezas de la Major Maher, en nombre del Gobierno de la República de Irlanda y de la Unión Jack se bajó. Los soldados británicos y luego se fueron a bordo del buque de motor Innisfallen que les lleva de regreso a Belfast.
Aunque la frontera empieza a calmarse, cumpliéndose el alto en fuego. A los pocos días de la firma del acuerdo, se producen levantamiento y disturbios especialmente en las zonas protestantes. Muchos miembros del Ulster Unionist Party  molestos por la cada vez más fuerte presencia de miembros del NSL y de otras potencias extranjeras, así como de la ocupación del territorio por parte del Ejercito Irlandés. La creación de una zona de pacificación o de seguridad y la perdida de los puertos es la excusa perfecta para que en los sermones muchos párrocos enciendan los ánimos de sus feligreses, en contra del gobierno de Mosley.
Se empiezan a producir detenciones de varios líderes de las iglesias protestantes, preocupados por su seguridad en muchas comunidades se forman milicias de defensa, se crea así La Liga Protestante.
Mosley, preocupado por la posición del Presbiterano James Craig, Primer Ministro de Irlanda del Norte, que no se muestra partidario de reprimir con fuerza a estas milicias, apoya la marcha sobre el parlamento del Ulster de  Lord Charles Vane-Tempest-Stewart, 7th Marquess of Londonderry (apodado 'Londonderry Herr')  muy bien relacionado con los dirigentes del partido Nazi.  

Tras un breve tiroteo los partidarios de Londonderry Herr toman el parlamento, haciendo prisionero a todos los sospechosos de apoyar a la Liga Protestante y a los Partidos de izquierdas. Al día siguiente Mosley lo nombra Primer Ministro de Irlanda.
Esta es la chispa definitiva que hace estallar el polvorín que se había convertido el Ulster.
Así a finales del mes de mayo, se produce el levantamiento de diversas facciones, especialmente con la toma de las armas de los miembros de la Liga Protestante que cuentan con el apoyo de la  Liga Anglicana.


La vbcw había estallado en  el Ulster.

No hay comentarios:

Publicar un comentario